viernes, 28 de marzo de 2014

LICH KING



Lich king (también conocido como “Rey Lich” o “Rey exánime” en España) es un personaje no jugable al que se hace mención en el videojuego “Warcraft 3: Regin of chaos” y su respectiva expansión, y apareciendo al final de esta, aunque también en el MMORPG “World of Warcraft” (y mas concretamente en su segunda expansión, llamada “Wrath of the Lich King”) tiempo después de su unión con Arthas Menethil.

Originariamente, fue un chaman Orco llamado Ner'zhul, el cual fue convertido en este ser por Kil'jaeden (el líder de la legion ardiente) después del fracaso de los orcos en la invasión a Azeroth, enviando a este al trono de hielo de Northrend donde empezó a crear al ejercito conocido como “los muertos vivientes”, y siendo supervisado por los señores del terror (que vienen a ser unos seres -o agentes- que se unieron tiempo atrás a legión, y donde su raza se llamada Nathrezim, cuyo líder fue Tichondrius hasta su asesinato por parte de Illidan Stormrage) con el objetivo de allanar el camino con este debilitando las fuerzas de Azeroth.

No obstante, y, aun habiendo realizado bien su cometido en Lordaeron debilitando a los humanos de este reino, llego un momento en el que Archimonde le dejo de lado, lo cual aprovecho exitosamente para perjudicar a la Legión de Fuego a través de Arthas y Kel'thuzad, para, finalmente, depender de su sirviente Arthas y el ejercito de muertos vivientes para evitar su destrucción a manos de la legion de fuego utilizando a Illidan (un elfo nocturno desterrado que utilizo un artefacto para convertirse en un elfo-demonio), los Naga (una raza leal a Illidan que anteriormente eran elfos nocturnos que se unieron tiempo mucho después de ser transformados a la causa de Illidan) y los elfos sangrientos (los cuales son los elfos supervivientes de un reino cercano a Lordaeron a la masacre que produjo Arthas después de su conversión a Caballero de la muerte para revivir a Kel'thuzad usando su fuente de energía), para, finalmente, fusionarse con este.

No hay comentarios:

Publicar un comentario