miércoles, 7 de junio de 2017

Apple lleva la cruzada contra los 32 bits más allá de iOS

FUENTE: https://www.adslzone.net/2017/06/07/apple-macos-high-sierra-32-64-bits/


Después de que iOS vaya a ser el primer sistema operativo móvil en ser compatible de manera exclusiva con aplicaciones de 64 bits, Apple ha decidido llevar esta cruzada también a los ordenadores, donde macOS también dejará de ser compatible con aplicaciones de 32 bits el año que viene.

Los 32 bits tienen los días contados en el ecosistema de Apple

En concreto, será a partir de enero de 2018 cuando todos los desarrolladores que envíen nuevas aplicaciones a la Mac App Store tendrán que hacerlo obligatoriamente en versiones de 64 bits. A partir de verano de 2018, todas las actualizaciones de aplicaciones existentes deberán ser en 64 bits. Esto coincide con el lanzamiento de la nueva versión de macOS 10.14 que será presentada en la WWDC 2018, y será probablemente una versión que funcione únicamente con aplicaciones de 64 bits.

Al igual que ocurrió con iOS 10, los usuarios de macOS 10.13 High Sierra van a empezar a recibir alertas de que está usando una aplicación de 32 bits y de que ésta podría dejar de estar soportada en futuras versiones. Actualmente, las aplicaciones en 32 bits no llegan ni a arrancar en iOS 11.
A nivel de hardware, prácticamente todos los procesadores posteriores a 2006 son compatibles con sistemas operativos e instrucciones de 64 bits, por lo que el paso hay que darlo sí o sí. La propia Apple cambió a procesadores de 64 bits en 2006 en casi toda su gama.
Apple es conocida por hacer cambios radicales en sus dispositivos a nivel de conectividad. Muy criticada fue su apuesta con la línea iMac G3 (el famoso ordenador transparente y con asa), el cual optó por eliminar el resto de estándares de aquel entonces para ofrecer únicamente conectores USB, que entonces estaba emergiendo.

Eliminar el jack de 3,5 mm no tiene sentido; eliminar la compatibilidad con aplicaciones de 32 bits sí

Mientras que esta política no tiene sentido con su decisión de eliminar el jack de 3,5 mm (una cosa es sustituir un conector, como hicieron con el USB en el iMac G3, y otra eliminarlo sin alternativa), a nivel de software es lo que hay que hacer para que los sistemas operativos operen en la actualidad únicamente con programas de 64 bits. De manera similar, el USB Tipo C acabará sustituyendo al USB Tipo A de tamaño completo tan extendido en la actualidad, aunque apostar por ofrecer únicamente esta conexión es demasiado arriesgado en la actualidad.

En Windows, la mayoría de programas cuentan con versiones de 64 bits, pero todavía existen muchos programas de 32 bits que se aprovechan de la retrocompatibilidad del sistema para no dar el paso a esta nueva arquitectura, que permite instrucciones más complejas, mayor uso de memoria RAM por parte de un proceso si la necesita, y una mayor seguridad. Esto obliga a que la instalación de Windows requiera de más librerías, y por tanto ocupe un mayor espacio y necesite más RAM para ejecutarse, aumentando el consumo de recursos.
En el campo de los videojuegos, cada vez son más los que sólo se ejecutan en sistemas operativos de 64 bits debido a que necesitan más de 4 GB de RAM para operar correctamente. De cara al futuro, la próxima versión de Windows podría ser la primera en prescindir de una vez por todas de los 32 bits.

No hay comentarios:

Publicar un comentario